top of page

GESTIÓN DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN LAS EMPRESAS: UNA ESTRATEGIA PARA LA COMPETITIVIDAD

Debido a los múltiples fenómenos naturales que se han presentado con mayor frecuencia a nivel mundial que ocasionan diferentes emergencias ambientales y pérdidas económicas, actualmente las palabras medio ambiente, cambio climático y sostenibilidad adquieren un papel fundamental en la sociedad, las comunidades y por supuesto, al interior de las organizaciones las cuales se han visto obligadas a implementar estrategias enfocadas en el ahorro de recursos naturales, adhiriéndose al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y a los acuerdos globales para afrontar las consecuencias del famoso Cambio Climático y de esta manera ser más competitivas en el mercado.


¿Qué es el Cambio Climático?

La Organización de las Naciones Unidas (ONU, 2018) consideró el cambio climático como “un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante periodos de tiempo comparables”. Por otra parte, el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, 2017) indicó que, “Las emisiones de gases de efecto invernadero se han incrementado a diferentes tasas, debido a las emisiones directas del transporte y de la industria, y al cambio en los usos del suelo”. A su vez, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, determinó que el país sufre las consecuencias del cambio climático y de acuerdo con la declaración pública Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC) firmada con 198 países dentro del Acuerdo de París en 2015, se pactó que la temperatura global no debe superar los 2°C (MADS, 2021), debido a las posibles consecuencias relacionadas con climas extremos (inundaciones o sequías), daños ambientales, pérdida de biodiversidad, afectación a los ecosistemas, entre otros.


¿Cómo afecta el Cambio Climático a las empresas?

Las consecuencias del cambio climático pueden incidir directamente en la operación, la continuidad de los negocios y las cadenas de valor, por ejemplo, frente a la escasez de materias primas e incrementos en precios, reduciendo la capacidad de producción (Reséndiz, 2023) o la oferta de servicios.

A nivel empresarial se generan importantes índices de contaminación asociados por ejemplo al consumo de energía eléctrica, emisión de gases efecto invernadero (GEI), generación de residuos de diferentes características, etc. Por tal motivo, a nivel global se intensifica la emisión de nuevos acuerdos que se traducen en el país en políticas nacionales, leyes, decretos, resoluciones, etc., para garantizar la implementación de acciones relacionadas al uso sostenible y responsable de los recursos naturales, promover su recuperación y así mismo, gestionar el cambio climático.


La gestión del cambio climático a nivel Empresarial

Para el manejo del cambio climático se han considerado tres opciones de intervención que se interrelacionan. Por un lado, la “Mitigación” que se orienta en la reducción de GEI a partir de la implementación de procesos más eficientes energéticamente, reconversión tecnológica, gestión de emisiones fugitivas, etc. Por otro lado, la “Adaptación”, que se centra en limitar los riesgos derivados del cambio del clima, reduciendo las vulnerabilidades. Finalmente, a través de la “Gobernanza” se pretende dar seguimiento, monitoreo y gestión del conocimiento frente a la minimización de GEI y aumentar la resiliencia ante las amenazas que puedan desencadenarse por el cambio climático.

 

Un instrumento que contribuye a que las empresas gestionen el cambio climático de una forma estratégica es el Plan de Gestión Integral del Cambio Climático Empresarial (PIGCCe) el cual tiene como objetivo la identificación, definición, implementación y seguimiento de estrategias relacionadas con:  1) Minimización de emisiones de GEI,  2) Manejo y reducción de riesgos asociados al clima y 3) Implementación de acciones de gobernanza (MINENERGÍA , 2023), a través de un análisis de vulnerabilidad y un inventario de GEI donde se evalúan y definen oportunamente acciones que permitan a la empresas incluir en su planificación y toma de decisiones la transición energética y acciones para responder a los impactos actuales y futuros del cambio climático. De esta manera, las empresas a nivel público y privado logran fortalecer su modelo de negocio para garantizar su sostenibilidad en el tiempo y aumentar su competitividad y la capacidad para cumplir sus metas corporativas a corto, mediano y largo plazo.

¿Quieres conocer más acerca de esta estrategia empresarial? Sé parte del cambio: Suscríbete a nuestro newsletter y directamente en tu bandeja de entrada, descubre cómo juntos podemos cuidar el planeta.


BIBLIOGRAFÍA

MINENERGÍA . (2023). Lineamientos para la formulación de los planes integrales de gestión del cambio climático empresariales del sector minero energético - pigcce. Colombia .

Reséndiz, J. C. (Agosto de 2023). ¿Cómo afecta el cambio climático a los negocios? Obtenido de https://www.delineandoestrategias.com.mx/blog-de/como-afecta-el-cambio-climatico-a-los-negocios#opine

 

18 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page