top of page

La incorporación de prácticas sostenibles en las compras: el camino hacia la creación de valor empresarial y la contribución al desarrollo sostenible.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) N°12 busca garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles, para esto es necesario que América Latina se adapte a la Estrategia Regional de Consumo y Producción Sostenibles (CPS), que ha venido impulsando el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Esta estrategia gira entorno a la implementación de políticas, programas y estrategias nacionales de CPS, compras públicas sostenibles, estilos de vida sostenibles, información al consumidor, turismo sostenible, ecoturismo, edificaciones y construcción sostenibles, sistemas alimentarios sostenibles y la gestión integral de residuos. Asimismo, pretende impulsar los estilos de vida sostenibles entre toda la población, conseguir que el sector privado actúe bajo criterios de sostenibilidad e impulsar el cambio de modelo a través de políticas públicas.


Importancia.


De acuerdo con lo anterior, es importante que los diferentes países que hacen parte de la Agenda 2030, armonicen y fortalezcan sus marcos regulatorios nacionales sobre el consumo y producción.


Todas las empresas pueden tomar medidas para contribuir a este ODS, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirma que a las empresas les conviene encontrar nuevas soluciones que permitan modelos de consumo y producción sostenibles. Es necesario conocer más a fondo las repercusiones medioambientales y sociales que tienen ciertos productos y servicios, tanto en lo que respecta a su ciclo de vida como al modo en que se ven alterados por su uso en los diferentes estilos de vida. Las soluciones innovadoras y de diseño facilitan e inspiran a las personas a adoptar estilos de vida más sostenibles, lo que reduce su impacto y mejora su bienestar.


A su vez, indica que los consumidores también pueden contribuir de dos maneras principales: La primera, reducir los residuos generados, la segunda; pensar bien lo que se compra y elegir una opción sostenible siempre que sea posible.

En Colombia, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, ofrece una serie de beneficios tributarios por inversiones en medio ambiente, los cuales se encuentran consagrados en la ley, con el fin de incentivar el buen uso de los recursos renovables ambientales, minimizando daños ambientales causados por las diferentes actividades industriales, comerciales, de servicios, etc.


Beneficios para las empresas.


Estos beneficios para las empresas, entidades u organizaciones se reflejan en la exención o reducción del pago por determinados impuestos, gracias a la adquisición de inversiones enfocadas en la protección del medio ambiente o que fomentan el uso racional de la energía.

La Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y la Unidad de Planeación Minero-Energética (UPME), son las entidades competentes que generan los diferentes certificados que se presentan ante la DIAN para reducir el pago correspondiente, tales beneficios son, por ejemplo; IVA, impuesto sobre la renta, depreciación acelerada, derechos arancelarios.

Las compras sostenibles permiten adquirir bienes y servicios teniendo en cuenta su impacto económico, social y ambiental a lo largo de toda la cadena de suministro. Algunos de sus elementos comprenden: realizar una evaluación de proveedores, reducir el impacto ambiental, promover le trabajo digno y derechos humanos, la innovación, entre otros.


Estudios técnicos.


Estudios como el Barómetro de las Compras Sostenibles 2024, compara las prácticas de compras sostenibles en diferentes industrias y explora cómo se adaptan al actual panorama económico. Otros estudios citan y coinciden en que las compras sostenibles, no implican necesariamente un aumento en los costes, ya que pueden generar ahorros, mejoras de eficiencia y beneficios a largo plazo, al adoptar un enfoque de compras sostenibles, las organizaciones pueden asegurar un futuro sostenible para sí mismas y para el planeta. Esto nos permite identificar la importancia de la responsabilidad social empresarial y los múltiples beneficios que ofrece un negocio sostenible.


¡Súmate al cambio! Fomenta la integración de consideraciones económicas, sociales y ambientales en todas las fases del ciclo de vida de tu producto o servicio, involucra a todas las partes interesadas relevantes como: proveedores, empleados y comunidades locales.

Es el momento de generar soluciones que impacten y busquen el equilibrio entre el desarrollo económico, el bienestar social y la protección ambiental.

9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page